Blogia
buaggg

el freak ha muerto....¡viva el friki!

En un principio el término freak era usado para hablar de aquellas personas extraordinarias, que bien por nacimiento o por enfermedad habían desarrollado algún tipo de mutación poco usual en la gente normal. A saber, la mujer barbuda, los hermanos pegados por la espalda, el enano sin brazos ni piernas.... Éstos seres, nadie los trataba como humanos, eran exhibidos en los circos y salir a hacer unas tonterias al público les daba el pan da cada día. Tod Browning hizo un film espeluznante y genial (uno de mis preferidos de la historia del cine) llamado precisamente así, Freaks.

Con el tiempo el término fue convirtiéndose en un insulto, relegado casi exclusivamente a esas personas, muy desarrolladas mentalmente, pero con la nula capacidad de adaptación social, vamos esos cuatro ojos, cerebritos, que noche a noche se daban al placer de Onán pensando en la guapa de clase. Personas humilladas, sin amigos, los Dawn Wiener (gracias Solondz por uno de los personajes más grandes del cine) de cada instituto.

Con los tiempos y las tecnologías, esos freakies (atentos a cómo se escribe), supieron adaptarse a los comics, juegos de rol, todo tipo de soft y hardwares y sus cuartos se llenaban de hobbitts, Voldemors y demás animales y bichos de leyenda. Tambien estaban los que adoraban el cine gore y demás charcutería.

Pero la tele, que es tan sabia, vio un filón en estos seres. Nadie quiere ser como ellos, pero resulta muy divertido verlos. De modo que programas como "Lo que necesitas es amor", por poner uno de los primeros, hicieron aparición estelar para disfrutar de como hacen el ridículo, mientras que con el rabillo del ojo se mira a la pareja pensando "si un día me haces esto te mato". Hoy en día "El diario de Patricia" y demás amigas nos traen centenares de bichos raros que se ven los caretos por primera vez después de un largo noviazgo vía mail. Pero no vayamos a olvidarnos del rey de los "frikis" (atentos a como se escribe ahora), ese gran periodista llamado Javier Cárdenas, que iba reclutando a la gente más deficiente de cada pueblo para reirnos todos juntos (Pozí, risitas, Carmen de Mairena...) Incluso sacaron pelicula y disco.

Pero hoy en día ser friki no está mal, de hecho no hay "jovencito enrollado" que no se autodenomine "un poco friki" porque en el coche tiene un cd pirateado con canciones de El fary o algo hortera para irse a Benicassim con los colegas. Si, hoy está bien visto ser un friki, de hecho lo malo es no serlo, da igual cual sea "tu pecadito", lo importante es salirte un poquito, tampoco nos pasemos, del tiesto. Pues eso...let´s go freek!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

krapolis -

je suis phreek!

koala -

entonces tú, krapolis, que eres ¿freak o friki?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

krapolis -

...........
por cierto siento la chapa, una vez publicado me he asustado al ver el tocho....

rosa -

te veo muy puesto en el tema Krapolis, ...anhelo o experiencia personal? :-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres